Blogia
pongamosquehablo

Ciudad y Pródigo II

Señores, a estas alturas en que la cerveza hiere la voz, la mujer que cobra en un estante es irremediablemente vulgar, y no se escucha tango, ni se bebe mate, ni son frágiles ni encantadores, los ches, ni los boludos. A estas altura en que ese estante, sus malogradas cejas, borrachos tobillos, y la imagen del chantilly distraen sin inconciente del deseo, en este momento a-argentino y sólo humano, ¿cómo renunciar, sin embargo, a las promesas?
pongamos que hablo irremediable y necesariamente...

Uc
En un lugar sin argentina
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Anónimo -

Salva. Cierto.

Citadino Renegado -

Acaso no exista Argentina, ni existan las mujeres, ni existan los ches ni los boludos, y todo sea un interminable suceder de imágenes, como las que dice el Cid Urbano que dice Baudrillard. Trágico destino, casi perecer atropellado por una de esas imágenes intrascendentes, como le aconteció al desconocido Cid Mundano, que dicen las malas lenguas que es amante del Cid Urbano.
Estimado Pablo, la Argentina que buscas es más sencillo que la encuentres en Rayuela, en unos versos o en una canción de trova.

cid mundano -

Se habla porque se sangra, momentos humanos todos. No hay paraisos a donde escapar.Existen bocetos, excusas, remedios y varias mentiras que a diario nos damos a tragar.
A media hora de este mar tan conocido. Ayer fumé un cigarrillo en una calle que parecía Hidalgo,la película en la mente y un carro casí me atropella. Me recordó así, que también se puede morir como un estúpido distraido, incluso acá, en el "primer mundo".

La compatía salva, se los aseguro

cid mundano -

Se habla porque se sangra, momentos humanos todos. No hay paraisos a donde escapar.Existen bocetos, excusas, remedios y varias mentiras que a diario nos damos a tragar.
A media hora de este mar tan conocido. Ayer fumé un cigarrillo en una calle que parecía Hidalgo, un carro casí me atropella y me recordó así, que también se puede morir como un estupido distraido, incluso acá, en el "primer mundo".

La compatía salva, se los aseguro

Jonathan -

Mediodía. Calor. Tráfico. Ni una mujer donde descansar la mirada. Tarareo: "En Buenos Aires tengo más de lo que quiero /pero lo que quiero nadie me lo da". Sabina y Páez (restos de compatía curando a ratos, pibe).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres