Blogia
pongamosquehablo

Canciôn de cuna para el Cid

"Para bailar la bamba se necesita mâs que otro poquito", ha dicho el Poeta Manco cuando terminô de leer las rabietas desveladas de tal Cidillo. Aunque las razones que lo obligaron a garrapatear esas letrillas son puramente econômicas, y no estêticas, y mucho menos intelectuales (no estoy para persuadir a necios), le concedo mis ojos a sus rabietas hasta tal grado que hoy, por ocio mâs que por negocio, respondo. Afînate la pupila, Cidillo tal, y disponte a escuchar lo que El Poeta Manco tiene que decir.

Sâbete, Cid Ufano, Cid Pelado,
que tu patria no es mi patria; muy menos
tu anarquîa de almorrana en el ano
con debraye cerebral sin frenos.

Si yo soy Manco, tû eres refractario,
seudoconverso, altisonante, borde,
piticorto, palurdo y no incendiario,
casanova, ni Robin Hood del pobre.

Antiapostilla, antiaquî y allâ y antitodo:
o el Cid Manôn escribe con el codo?

Aprêndete otro prefijo latino y
supera tu lectura de Heidegger.
Pajarraco cântanos un nuevo trino:
o prefieres seguir tragando Gerber?

Este Manco se despide desde Fez,
tus letras no le llegan ni a la uña.
Ponte un bosal la prôxima vez
que quieras herirlo con tu pezuña.

Doy por terminada la lecciôn, Cidillo tal.

El Poeta Manco.

Marrakech, Marruecos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres