Blogia
pongamosquehablo

Fumadores empedernidos, intoxicados de mujer y de la nada, onanistas del cigarrillo y poetas del bajo mundo, no pude dejar de leer estas líneas sin acordarme de vuestro triste destino:

"Yo, por supuesto, estaba consciente del delito, pero mi desesperación era mucho más fuerte, así que aseguré las ventanas con doble pasador, me encerré en el baño, encendí el cigarrillo y acto seguido, con la luz apagada, me puse en cuclillas para convertirme en el pequeño dios humeante de la nada."
Gerardo Gutiérrez Cham

V.A.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres