Blogia
pongamosquehablo

La ciudad

La ciudad respira, late, bebe y en algunas contadas ocasiones, también duerme.
Todos formamos a las ciudad a la vez que ella nos moldea, paseamos por sus calles, bebemos en sus bares, mientras ella guarda nuestros encuentros en sus esquinas, nuestros desamores en sus bancas y la memoria colectiva en sus paredes y sus edificios.

Señores, la ciudad es nuestra casa, el campo ha pasado a ser una imagen anecdótica de nuestros abuelos y de Rousseau. Nuestros poetas fuman sus cigarrillos en los cafés del centro de la ciudad y respiran el perfume de las musas de camión.

Es por ser la ciudad la confluencia de los deseos, frustraciones, vicios y expresiones de nosotros los hombre modernos, que creo necesario este intento de acercamiento a la urbe, con referentes particulares de focalización. Sentir la ciudad desde diversos ángulos, cual intento de visión poliédrica.
Las focalizaciones han surgido desde una experiencia subjetiva y sensorial, más que de un estudio de calidad académica.

Los temas sugeridos son los siguientes:
La ciudad y el tiempo
La ciudad y el cine
La ciudad y la euritmia
La ciudad y la ira
La ciudad y el vicio
La ciudad y el paisaje
La ciudad y la mierda
La ciudad y el espacio
La ciudad y el desarraigo
La ciudad y el arte
La ciudad y los gatos(a propósito de los tejados y por joder a Vargas Llosa)
La ciudad y lo viejo (la sacralización de lo antiguo)
La ciudad y lo nuevo (el culto a lo moderno)
La ciudad y las palomas
La ciudad y la soledad.

Por lo tanto, ésto no pretende ser un trabajo urbanístico, lo que procura es ser un acercamiento fenomenológico del fluir urbano. Queda abierta la lista por si alguien desea tomar un tema, proponer otro, continuar algún escrito o ignorarlos todos.
Vengan pues las vivencias urbanas, sus repercusiones sensoriales y sus múltiples focalizaciones expresivas.

Cid urbano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Jonathan -

Que la ciudad sea cantada desde todos los ángulos posibles. Que los gatos, el cine, los basureros y las azoteas, sean cantados. Que la habitación donde amortajamos la noche, sea cantada. Que todas las Alamedas rojas, los edificios coloniales y los departamentos de una sola habitación, sean cantados. Que se canten los suicidios inocentes de los púberes enamorados y las menstruaciones luminosas de la luna. Que se complazaca al Cid Urbano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cambero -

Afirmativo. Que la ciudad se cuele en las alcantarillas de nuestros versos o, por lo menos, su hedor ascienda a los límites de nuestra racionalidad - o irracionalidad, que sé yo - Justo en el momento en que volanteaba en las rutas urbanas un papel diciendo si alguien ha visto mi tristeza, que me la devuelva.
Urbanómano, hijo bastardo de la modernidad, acepto tu invitación, condenado Cid.

Uc -

Que se complazca entonces al Cid Urbano, que todos llevamos impreso, al menos como un rasguño, la atrocidad inmesa de la ciudad... por y sin la poesía.. SALUD..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres