Blogia
pongamosquehablo

Se me acaba la inspiración
solo me encuentro con el duelo
entre el cuerpo y la sensación,
eterno enfrentamiento del desconsuelo,

desconsuelo que se nutre de café
que jamás se prepara para tomar
pues es bebida que carece
de esencia y demencia para contemplar.

Se me acaba la punta del lápiz
en este tipo de versos impropios,
no termino por entender el tapiz
de pensamientos hondamente rotos,

son estos pequeños finales
de una vigilia prolongada
llegan y se van funerales
perpetuando sueños holgados.

El fin es esto y nada más,
tergiversar los desenlaces
inevitables que noches y días
disimulan los encuentros ancestrales,

eterno retorno al deseo
de que todo se acabe
sin saber del sincero
punto de partida que abre

y madrugo nómada nocturno
al crudísimo día de ser hombre
donde me doy cuenta que alguno
de estos papeles me derrumbe.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres