Blogia
pongamosquehablo

Joyceana

No hay un orden creativo en su vida. A ver, ¿puede inventar una novela partiendo de la siguiente palabra: MCondo? No, ¿verdad? ¡Entonces qué chingados espera para colgar la pluma! Esto no es Million Dolar Baby, ni usted es Clint Eastwood o lo que es lo mismo, apague este aparato del demonio y vaya a restregarse los bolsillos de la chamarra a la explanada de la FIL. Sobrará quién lo saque de su huevo de cristal. No hace ni lo uno ni lo otro, es usted un outsider con tufos opusdeístas, está usted empachado de criterio, moroso decentito, Alfred preocupado por la ceniza caída. Advenedizo hijo de puta, le pregunto: ¿Ya estudió para su examen de gramática anglosajona? ¿Preparó ya el test para sus alumnos? Recuerde: signos de puntuación, grafías que señalan pausas e inflexiones que hacemos al hablar. ¿Lo repitió usted los suficiente como para que sus alumnos tengan clara idea de lo que se les pregunta? Tampoco. Coquetearle a Selene la secretaria, sin convicción, acariciándole la mano cuando se despide o mirarla de espaldas escribir frente a la computadora es una actitud huraña, infructuosa, poco creativa y apela a su más bajo instinto de lo artístico. Usted que ya leyó unos cuantos buenos consejos sobre el arte y la literatura, perezoso, últimamente cambia el ejercicio de escribir y pensar por el de trabajar y quejarse del tiempo. Comencemos por poner una bomba, digamos, ¿quetal si mañana renuncia a su trabajo y quema unos cuantos libros para darse calor, ahora que el invierno ha salido a las calles?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

s -

sdas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres